sábado, 19 de julio de 2014

Hablando con la sirena




En la arena se sentó
y del  mar sereno y oscuro,
vio salir a una sirena.
A él se acercó y le dijo:
-¿Por qué  guardas tanta pena?

-Se fue quien yo más quería
una noche con la luna,
y desde entonces me encuentro
solo y casi siempre a oscuras.

-¿Y si volviera qué harías?
-La acogería en mis brazos,
no puedo vivir sin ella,
los días se me hacen largos.

Y por eso vengo aquí.
Cada noche  miro al cielo
por si me la dejan ver
querubines y luceros.

-¿Por qué la dejaste ir?
¿No lograste retenerla?
-Lo intenté  pero pudieron
más la Luna y las estrellas.

¿Por qué me preguntas eso?
Lamento haberla  perdido,
quisiera  recuperarla.
Pero ella, ya se ha ido.

-Yo vengo por si tú quieres
entrar en el mar conmigo.
No tengo quien me acompañe
y allí me muero de frío.

-No puedo, hermosa criatura.
Cada noche yo la espero…
Si vuelve y se encuentra sola
seguro que tendrá miedo.

-Vente conmigo a buscarla
no dudes que la hallaremos,
entra en el agua y verás
como encuentras su reflejo.

Si no me quieres creer
mírame bien a los ojos
¿No te recuerdan a nada?
Despierta ya de una vez,
yo soy tu alma anhelada.


Violeta Evori


6 comentarios:

  1. Hola Violeta, me ha gustado tu poesia.
    De una manera o de otra al final acaban
    juntos.
    La he leido con gran placer.
    Un saludo.
    ANIMO Y GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Preciosa poesía de corte romántico, me ha encantado, a parte de agradecerte el compartirla quiero agradecer también la voluntad e interés que pones en este blog. Muchas, muchas gracias. Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado, Violeta. Un diálogo que nos lleva por donde quiere. Un beso y feliz, tarde, de domingo.

    ResponderEliminar
  4. Bella poesía. Al leerla, evoca en mí una cuestión indudable del ser humano, la ceguera interior, que aunque tengamos delante lo que nos hace bien, e incluso buscamos desesperadamente, no sabemos verlo, ni valorarlo. ¡Ay! el alma, que parece incrustada, pero a veces nos esquiva.

    Me ha gustado muchísimo

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Violeta, por este diálogo tan evocador de fantasías.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todos, me dais empuje con vuestros comentarios

    ResponderEliminar